Nuestros Viñedos

Actualmente contamos con 150 Has de viñedos propios en los que cultivamos tres variedades de uvas blancas (Chardonnay, Macabeo y Moscatel de Encinacorba) y siete variedades de uvas tintas (Garnacha, Vidadillo o Crespiello, Cariñena o Tinto Mazuela,  Tempranillo, Syrah, Merlot y  Cabernet Sauvignon).

Nuestras fincas se encuentran distribuidas por 3 términos municipales de la Denominación de Origen  de Cariñena (Cariñena, Encinacorba y Cosuenda) y están situadas entre 580 y 850 metros sobre el nivel del mar, con distintas orientaciones y sobre distintos tipo de suelo. Esta variedad de cultivos, suelos y ubicaciones nos permiten obtener una gran gama de vinos, que aportan riqueza y complejidad a nuestros caldos y nos permiten crear experiencias sensoriales muy distintas gracias a la gran cantidad de coupages que podemos obtener.

Nos sentimos muy unidos a nuestra tierra y a nuestras tradiciones y estamos luchando por recuperar variedades propias de Cariñena que estaban a punto de desaparecer, tales como el Vidadillo y el Cariñena o Tinto Mazuela.

Siempre hemos creído que un buen vino no nace en una bodega, sino en la tierra, en las vides, en la naturaleza, por lo que utilizamos únicamente abonos orgánicos, medios de cultivo respetuosos con el medio ambiente y solamente usamos productos naturales.

Además, tenemos muy en cuenta que la cantidad con la calidad está reñida y por eso procuramos que la producción de nuestros viñedos no supere el 1,7 Kg. por cepa, haciendo uso incluso de vendimia en verde para preservar la cantidad que de esta manera aumenta la calidad del fruto.